13 noviembre, 2006

Neologismos



Ahí, ante tus narices, está un neologismo, una bocanada de aire fresco para el lenguaje castellano, llegada desde los geisers de innovación que suponen la venta ambulante y la autopublicidad.

Sin embargo, uno se pone a pensar y se da cuenta de que no es una palabra tan nueva, ya que los recarcas existen desde tiempos inmemoriales, con ejemplos tan claros en nuestros días como Luis María Anson (no por casualidad, académico, y corresponsable de que tan bellas palabras no enmbellezcan nuestro lenguaje oficialmente), José Luis Garci o Manuel Fraga.

Se puede innovar, sí, pero todo está ya inventado.

2 comentarios:

  1. ¿Carca? ¡Lejos.....!

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy de Rusia, escribo un trabajo sobre los neologismos. He encontrado su diario, me ha gustado su definicion del neologismo. Si no es dificil, podria Ud. escribir algo mas sobre este tema. Es muy importante.

    ResponderEliminar